15 de marzo de 2014

Fórmula 1, GP de Australia 2014 - Clasificación


El tiempo sin Fórmula 1 siempre es demasiado tiempo, pero afortunadamente ya pasó y la categoría reina del automovilismo ha vuelto.

2014 se estrena este año en Melbourne una vez más, pero con muchos cambios respecto a la temporada anterior, tanto en lo técnico como en la reglamentación. No voy a detenerme a analizar estos cambios ahora y como es lógico, estoy más de acuerdo con algunas cosas que con otras, pero lo cierto es que me parece que el resultante es positivo.

El año pasado acabó con muchas controversias sobre reglamentaciones, el dominio casi tiránico de un equipo sobre los demás y rumores de todo tipo sobre la limpieza de las normas, equipos, pilotos y coches. Yo me adherí a la polémica y quienes lean Arcanastu conocen de sobra cual era mi posición.

Hamilton, Rosberg y Ricciardo, felices de posar para la primer pole del año

Para la actual temporada me parece que se ha puesto foco en evitar estos “malos entendidos” y se ha aumentado la proporción del piloto en el cóctel que define el resultado. Los verdaderamente buenos podrán demostrarlo sobre la pista y quienes no lo sean tanto quedarán en evidencia más que antes. Esto realmente me gusta. Que los coches sean absolutamente nuevos e imperfectos añade esa dosis de azar que ya casi había desaparecido en los últimos años.

En la Qualy de hoy vimos algo de esto y algunas cosas quedaron claras, al menos en primera instancia.
No tengo intención de reabrir viejas polémicas ni meter el dedo en la llaga, pero teniendo en cuenta lo que llevamos de fin de semana (3 sesiones libres y la clasificación), un par de cosas me quedaron claras:

1º “Kimi, Fernando is faster than you”… (y trata mejor al F14T)

2º “Seb... RIC no es WEB y también es faster than you

En cuanto a la primera observación, debo decir que respeto mucho a Kimi Räikkönen como piloto y aunque no tuvo por el momento un buen inicio de temporada, creo que está por encima de Massa como piloto y puede ser un escudero mucho más eficaz para Fernando Alonso. Sí, he dicho escudero, porque está claro (al menos para mí) que quien será el encargado de portar la lanza en Ferrari será el bicampeón asturiano.
Mucho se ha escrito en estos meses sobre una posible, eventual, hipotética (y hasta deseada por algunos) mala relación entre los pilotos de la Scuderia, sin embargo eso ocurriría si las cosas no estuvieran claras en el equipo. No imagino a Ferrari dejando algo tan importante liberado al azar. Las cosas en Maranello se habrán puesto claras, las sepamos el resto de los mortales o no.


Acerca de lo de Vettel. Bueno, que puedo decir. Me ha alegrado el día. No porque le desee el fracaso a uno u otro, sino porque su actuación (y posterior actitud) dan la razón a miles de conocedores de la Fórmula Uno que no se dejaron engañar por el espejismo de un demasiado fotogénico niño mimado germano montado en un Scalextric pilotado a control remoto desde el templo Red Bull.

Señores, pienso que Vettel no es bueno. Creo que es un mediocre pero con la increíble suerte de haber estado en el lugar justo en el momento indicado.
Vaya, hoy quedando fuera en la Q2 mientras su “novato” compañero de equipo peleaba la pole position hasta el último segundo, Seb habrá comprendido que los dioses teutones dejaron de sonreírle. Ni el mismo debe saber por qué.

"Y si para la próxima me traigo el RB9 del año pasado..."

El equipo Red Bull ha tomado una excelente decisión cambiando un viejo “canguro” por un joven “cangurito”. Los australianos, Webber y Ricciardo, vieron la cara de sus parteras con 13 años de diferencia, pero el mayor hace rato que perdió el “hambre” y sin esa motivación es mejor no dedicarse a la F1. El joven tiene un gran talento sumado a unas descomunales ansias de victoria. El resultado lo vimos hoy.

Alonso () y su todavía indómita F14T dieron una imagen positiva, con muchos interrogantes y dudas, pero seguramente, como las de todos los pilotos. Fernando siempre demuestra estar un poco más arriba del límite de su coche y esa pequeña diferencia, en un deporte donde las milésimas de segundo cotizan como el oro, marca la diferencia entre un campeón y la cola del pelotón. Tengo fundadas esperanzas de verle coronarse tricampeón al final del presente curso.


Los motores Mercedes aparentan ser los que mejor se adaptaron a los cambios de este año, principalmente  en los coches de Hamilton (pole) y Rosberg (). Los McLaren también parecen sólidos en lo que a mecánica se refiere; respecto a los pilotos, Magnussen () pasó por encima a Button (10º), pero todos sabemos que Button es el nuevo Webber. Quizás el año próximo se encuentren en Le Mans.

Me alegraría mucho que Williams recupere aunque sea un poco de su gloria pasada y por lo poco que vimos hasta el momento esto podría no estar tan lejos este año. Massa () y Bottas (15º, penalizado con 5 posiciones por cambiar la caja) no reflejan en sus posiciones finales de parrilla el buen desempeño que tuvieron durante el resto de las sesiones, sin lluvia de por medio.

Lotus… sigue Lotus?... pagaron lo que debían a Kimi?

Ya es mucho lo que he hablado para lo poco que se ha podido ver aun. Mañana (3AM en Argentina) empieza lo bueno de verdad, eso esperamos.

Debajo, la parrilla de largada para el GP de Australia 2014.








  • Arcanastu Blog directamente a tu e-mail

  • O suscríbete por otras vías:RSS

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión nos interesa, alimenta y enriquece a este blog. Permítenos conocer qué ideas te ha inspirado este artículo.
Puedes comentar como "Anónimo", pero si pones tu nombre será más fácil responderte y más amena la charla.

No borramos comentarios estén a favor o en contra de nuestra opinión, salvo que se trate de insultos o rebuznos anónimos.

Muchas gracias por visitar Arcanastu Blog.


Los Autores Somos


Button_F1

Entradas del Blog