6 de noviembre de 2013

La confortable vida del Renacimiento Europeo


La próxima vez que al lavarte las manos te quejes porque la temperatura del agua no está exactamente como te gusta o el microondas tarda mucho en calentarte el café, recuerda este post acerca de cómo eran las cosas antaño. A continuación, algunos datos sobre el estilo de vida en Inglaterra en Siglo XVI.

La mayoría de las bodas se realizaban en junio porque la gente tomaba su baño anual en mayo y aún olían bastante bien en junio. Sin embargo, en muchos casos el cuerpo ya empezaba a oler, y de allí la costumbre de que las novias llevaran un ramo de flores para ocultar dicha fragancia.

El baño anual consistía en una gran bañera llena de agua caliente para toda la familia. El hombre de la casa tenía el privilegio de ser el primero en bañarse con el agua cristalina, luego los demás hijos y hombres, posteriormente las mujeres y finalmente los niños, últimos de todos los bebés. Para entonces, el agua estaba tan sucia que era fácil perder a alguien dentro de ella. De ahí viene el dicho: "No tires al bebé con el agua del baño."

Las casas tenían techos de paja, paja gruesa apilada y compactada, sin estructuras de madera debajo. Y cómo era el único lugar dónde los animales podían resguardarse del frío, todos los perros, gatos y otros animales pequeños (ratones, ratas y chinches) vivían bajo, sobre o dentro del mismo techo.
Cuando llovía la paja se hacía muy resbaladiza y los animales se caían, ese es el origen de la expresión "Están lloviendo perros y gatos", usada cuando llueve abundantemente.

Nada evitaba tampoco que los insectos o excrementos de roedores cayeran dentro de la casa. Esto planteaba un problema en los dormitorios donde era muy difícil mantener una cama limpia. Por lo tanto, se fabricaban camas con grandes armazones en las cuatro puntas y una sabana extendida encima, eso ofrecía alguna protección. Así es como nacieron las camas con dosel.

En Gran Bretaña aún actualmente abundan las casas de estilo renacentista, bien conservadas como atractivos turísticos o históricos.

El piso era de tierra y sólo los ricos tenían algún tipo de suelo mejor. Los muy adinerados tenían suelos de pizarra que se volvían muy resbaladizos en invierno cuando estaban húmedos, entonces le tiraban paja encima para poder pisar sin caerse. A medida que el invierno avanzaba, seguían añadiendo paja y para evitar que ésta se saliera fuera de la casa cuando abrían la puerta, colocaban un trozo de madera más elevado que el piso en el quicio de la puerta. Fue el origen del umbral.

Se cocinaba en una gran olla que siempre colgaba sobre el fuego de leña. Todos los días se encendía ese fuego y se añadían cosas a la olla. Comían principalmente vegetales y hortalizas ya que no era muy común consumir carne. Cenaban estofado y dejaban los restos en la olla, que se enfriaban durante la noche y se volvían a calentar de nuevo al día siguiente. Con frecuencia el guiso tenía comida que había estado en la olla durante bastante tiempo, por eso su sabor era siempre una sorpresa. De aquella época es la rima infantil "guisantes y avena caliente, guisantes y avena fría, guisantes en la olla durante nueve días"

No era muy frecuente conseguir cerdo para la cena pero cuando ocurría hacía que la familia se sintiese especial. Cuando llegaban visitas, colgaban un trozo de tocino en algún lugar visible, esto quería decir que había riqueza, ya que el hombre de la familia podía llevar tocino a casa. Se solía cortar un poco y compartirlo con los visitantes, que se sentaban junto a la mesa a masticar el manjar mientras charlaban.

Los ricos también utilizaban platos y bandejas de peltre (metal producto de la aleación de estaño, cobre, antimonio y plomo). Los alimentos con alta acidez hacían que el peltre se degrade y permita que el plomo contamine la comida, causando intoxicación y muerte. Esto ocurría más frecuentemente con los tomates, motivo por el cual durante más o menos cuatrocientos años se consideraron venenosos.

Pero afortunadamente la mayoría de las personas no tenían platos de peltre venenoso sino que usaban tajaderos. Estos eran un pedazo de madera con el centro cóncavo donde se podían contener los alimentos que iban a comer. Otras veces, los tajaderos estaban hechos de hogazas de pan seco compactadas y moldeadas a mano; cuando terminaban de utilizarlos podían comerlos, pero lo habitual era que se les arrojaran a los animales o a los pobres. Jamás se lavaban y si eran de madera iban desarrollando una capa de moho y hasta gusanos que se apartaban al momento de reutilizarlos.

El pan se dividía cortándolo horizontalmente. Los obreros y empleados obtenían la parte inferior, quemada y dura. La familia tenía la parte central más sustanciosa y los huéspedes se quedaban con la corteza superior.

También se solían utilizar copas de plomo para beber cerveza o el whisky. Esta combinación de alcohol y metal tóxico podía dejarte inconsciente durante un par de días. Si se encontraba a alguien tirado a la vera del camino se le daba por muerto y se lo preparaba para el entierro. Pero antes de eso, la familia lo ponía sobre la mesa de la cocina durante un par de días para ver si despertaba o proseguían con la inhumación. Mientras tanto los demás integrantes se sentaban alrededor donde comían y bebían.


Inglaterra es un país antiguo y pequeño por lo que en algunas zonas había poco lugar para enterrar a los muertos. Entonces se solían exhumar los ataúdes más viejos y se colocaban los huesos en edificios llamados osarios para poder utilizar nuevamente esa sepultura. Al abrir estos ataúdes, se encontró que aproximadamente uno de cada 25 tenía marcas de arañazos en su interior, lo que indicaba que se había enterrado a alguien vivo.
Para evitar esta barbaridad se implemento el sistema de atar una delgada cuerda a la muñeca del muerto y el otro extremo a una campanilla.
Desde entonces hubo que poner un sereno nocturno encargado de escuchar si la campana sonaba y de allí se acuñó la frase popular “salvado por la campana”.


Bien, ahora a seguir disfrutando las “delicias” de nuestra era y a quejarnos un poco menos si el WiFi va lento o el lavavajillas dejó una copa manchada.





  • Arcanastu Blog directamente a tu e-mail

  • O suscríbete por otras vías:RSS

20 comentarios :

  1. Genial entrada! Al comienzo puede sonar un poco gracioso, pero habría que haberlo vivido para comprobar si era tan divertido bañarse en agua sucia, comer restos algo pasaditos o despertar de pronto dentro de una caja herméticamente cerrada sin poder escapar de allí.(salvo que te hubiera tocado la campanilla). Me gustaría saber qué dirían estos personajes si vieran como se vive actualmente y las comodidades con las que cuenta el mundo. Pero bueno, hubo que pasar por todo eso para llegar a lo que es hoy, de eso se trata la evolución.

    ResponderEliminar
  2. Meri: Siempre me pongo a pensar que ocurriría si una persona viajara a un tiempo que no es el suyo, pasado o futuro.
    En este caso particular creo que sería mucho más fácil para la gente el S.XVI acostumbrarse a nuestra época que nosotros a la de ellos. Al menos hablo por mí.
    Gracias por tu comentario. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado. Tienes mucha razón. No valoramos lo que tenemos y hoy en dia damos mucha importancia a cosas insignificantes. Como dice el refrán: la felicidad es darse cuenta de que nada es demasiado importante. Pero lo del ramo de flores me ha impactao! jajaja
    Un besote! Os sigo ;)

    ResponderEliminar
  4. Elena Aranda: El hombre nunca se conforma con lo que tiene, lo cual por un lado lo lleva a la insatisfacción y por el otro al progreso. De todas maneras, en el S.XVI vivían mejor que en el Imperio Romano y así sucesivamente si miramos más hacia atras.

    Afortunadamente cuando vives en una época no sabes lo que te pierdes del futuro sino lo que has mejorado respecto al pasado.

    Vaya chasco lo de las flores para mi también. Yo creía que era una costumbre pintoresca o romántica pero en realidad solo era para tapar el tufo... pufff.

    Gracias por pasar y comentarnos.

    ResponderEliminar
  5. Jajajaa, creo que la mayoría creíamos que las flores eran un detalle femenino y pintoresco. Aquí en Argenitna, se acostumbra a que la novia en su fiesta de bodas, tire el ramo para atrás y se supone que quien lo recoge será la próxima en casarse.. ¿o será que es la que tiene que darse un buen baño? Jajaa, quién lo hubiera dicho...

    ResponderEliminar
  6. Gracias a Dios que yo no nací en esa época, porque..... ¡vaya tela!, ja ja ja. Un abrazo y gracias por visitar mi blog.

    ResponderEliminar
  7. Muy buena entrada, interesante por descontado.

    Ya sabíamos más o menos cómo podía haber sido la vida en esos tiempos y quizás a algunos les hubiera encantado vivirla y haber nacido en el Renacimiento, pero seguro que después de saber estos "insignificantes" detalles, cambia su forma de pensar.

    Es difícil tener una percepción certera de cada época, porque siempre la vemos desde fuera y porque vamos evolucionando a medida de que el tiempo nos va alcanzando y la verdad, cuando te das cuenta de cómo eran las cosas verdaderamente, es cuando sabemos que los que disfrutamos de nuevas comodidades es, precisamenmte, gracias a todos los que carecieron de ellas.

    Me ha gustado mucho y he aprendido.

    Besos apretaos, Alfredo... Meri.

    ResponderEliminar
  8. P.D.

    Perdón...¿sabéis porqué no se actualizan vuestran entradas en el blogroll?
    Tengo que entrar de vez en cuando porque nunca sé cuando habéis publicado nuevo post.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  9. Pues una entrada muy entretenida:

    Y no se porque razón existe ese dicho: cualquier tiempo pasado fue mejor. Si desde la ciencia no existe lo que conocemos como involución, pues todo evoluciona. Alli tenemos como ejemplo nomas el tema del reconocimiento de los Derechos Humanos.

    Gracias por compartir los datos, saludos.

    ResponderEliminar
  10. LOBEZNA: ¡ya te digo! y si le sumas que tampoco había internet pues no hay más que decir!! Gracias por visitarnos.

    yeste lima: en las películas nos suelen mostrar la parte romántica o artística de aquellas épocas, pero la vida diaria seguramente no sería sencilla y las cosas siguen evolucionando, algunas para mejor y otras no.
    Ya me puse a mirar lo del blogroll a ver si descubro lo que pasa. Gracias por regresar a visitarnos.

    aristio: Fíjate que ese dicho suelen decirlo las personas mayores y eso de que todo tiempo pasado fue mejor quizás se refiera a que entonces eran jóvenes y percibían las cosas de otra manera, con más energía. Teoría mía.

    Yo prefiero decir "Todo tiempo pasado fue anterior" :-)

    Muchas gracias por tu comentario. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Qué buena!! Desde luego todos hemos oído hablar en mayor o menor medida de estas cosas, pero no creo que lo hayamos interiorizado.

    Hoy, según lo estaba leyendo, me he imaginado con uno de esos trajes que debían pesar un quintal, oliendo a todo lo imaginable después de tanto tiempo sin ver el agua y con un gato en la cabeza recién caído de mi tejado y he decidido que desde luego si el wifi tarda, no paaaaasa naaaaadaaaaa.

    Me ha encantado :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado esta entrada algunas cosas desconocía muy bueno , un saludo cariñoso desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  13. Nurocas: Creo que una de las peores cosas era usar el agua de baño de toda la familia !! No quiero ni imaginar ese caldo !
    Un saludo y gracias por comentar.

    Beatríz Martín: Otro saludo para ti y gracias por visitarnos.

    ResponderEliminar
  14. Me encanta... Es un lujo entrar aquí y aprender...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Misterio: un gusto que hayas pasado y dejado tu impronta. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Hola Meri y Alfredo, excelente reseña y sensacional blog, me alegro mucho de conocerlo!
    Pensar que a veces idealizamos tanto la Edad Media, la ensalzamos en nuestra imaginacion como una epoca magica, romantica y de leyendas, cuando en realidad fue terrible y muy oscura con gran represion y pestes, sin embargo llega a nosotros con un halo misterioso impregnada de misticismo, poesia y encanto.
    Me ha encantado esta entrada, un lujo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Me bajaste de las nubes de un zarpazo! También mi hiciste reflexionar para no relinchar por cualquier bobería.
    Un flamante saludo.

    ResponderEliminar
  18. ▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒
    ▒▒▒▒▓▒▒▓▒▒▒▒
    ▒▒▒▒▓▒▒▓▒▒▒▒
    ▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒
    ▒▓▒▒▒▒▒▒▒▒▓▒
    ▒▒▓▓▓▓▓▓▓▓▒▒
    ▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒▒ ★Feliz Semana★
    ❥B E S I T O S

    ResponderEliminar
  19. Carolina: Nos pone muy contentos que te haya gustado nuestro blog, porque le ponemos mucho esfuerzo y dedicación.
    Ese es el problema de idealizar, nos puede llevar a cometer errores si no conocemos todos los detalles.
    Muchas gracias por tu visita, saludos.

    Yessy kan: A mi también me sorprendió interiorizarme de todos estos detalles, es que el sentido del olfato no suele reflejarse en los libros de historia.
    Saludo, gracias por pasar.

    ★MaRiBeL★: Feliz semana y saludos a ti también.

    ResponderEliminar
  20. Excelente informe, ha sido un gusto leerlo Alfredo. ¡muchos saludos!

    ResponderEliminar

Tu opinión nos interesa, alimenta y enriquece a este blog. Permítenos conocer qué ideas te ha inspirado este artículo.
Puedes comentar como "Anónimo", pero si pones tu nombre será más fácil responderte y más amena la charla.

No borramos comentarios estén a favor o en contra de nuestra opinión, salvo que se trate de insultos o rebuznos anónimos.

Muchas gracias por visitar Arcanastu Blog.


Los Autores Somos


Button_F1

Entradas del Blog