2 de septiembre de 2013

Cuentos Chinos #8: Jiang Tai Gong


La historia de Jiang Tai Gong se ha utilizado a muchos niveles en China. En su interpretación más simple, puede decirse que es un ejemplo de paciencia, o de la filosofía de que si espera lo suficiente las cosas llegarán a su manera. Un mensaje más sofisticado aplicable en la estrategia militar y política es: Esperar hasta que las circunstancias maduren.

Se trata de un personaje histórico real llamado Jiang Shang (también conocido como Jiang Ziya 姜子牙) que en el siglo 11 a. C. se convirtió en consejero del rey Wen y su hijo, el rey Wu, fundador de la Dinastía Zhou (1122-771 a.C.).

El último gobernante de la Dinastía Shang (siglos 16 a 11 a. C.) fue un terrateniente, propietario de esclavos tiránico y corrompido que pasó sus días de juerga con Daji, su concubina favorita y que jamás tuvo piedad de ejecutar o castigar a sus oficiales o a cualquiera que se le opusiera.

Jiang Shang había servido al rey de Shang y había llegado a odiarle con todo su corazón. Era un experto en asuntos militares y guardó la esperanza de que algún día alguien lo llamara para ayudar a derrocar al rey. Esperó y esperó hasta que tuvo 80 años, siguiendo tranquilamente con su pesca en un afluente del río Weihe (cerca de lo que hoyes Aos Xi Äôan, en la provincia de Shananxi).

Algunas versiones de la historia cuentan que pescaba con un anzuelo sin punta, e incluso sin anzuelo, se suponía que los peces que acudían a él por propia voluntad, cuando estaban listos para ser pescados.

Según la historia, el rey Wen del estado de Zhou, que se había hecho fuerte en la región de Shaanxi central, se acercó y encontró Jiang Shang pescando. El rey Wen, siguiendo el consejo de su padre y su abuelo antes de él, estaba siempre buscando personas con talento. De hecho, había sido advertido por su abuelo, el gran duque de Zhou, que un día un sabio llegaría para ayudarle a gobernar el estado de Zhou.

Cuando el rey Wen vio a Jiang Shang, su primera impresión fue que éste era un anciano poco común y empezó a conversar con él. Descubrió que este pescador de pelo blanco en realidad era un pensador político astuto y un hábil estratega militar. Este, a su juicio, debía ser el hombre que su abuelo estaba esperando. Subió al anciano Jiang Shang en su coche real y le llevó a la Corte, donde le nombró como su Primer Ministro y le otorgó el título Jiang Taigongwang (Esperanza del duque de Zhou). Luego el nombre fue abreviado a Jiang Tai Gong.

Un relato sobre su vida, escrito mucho después de su época, cuenta que Jiang Tai Gong aseguraba que un país sólo podría convertirse en poderoso si su pueblo era próspero. Si los funcionarios se enriquecen mientras que los trabajadores que impulsan la nación permanecen en la pobreza, el gobernante no duraría mucho tiempo. El principio fundamental para gobernar un país debía ser amar a la gente; y por amar a su gente se refería a reducir los impuestos y las jornadas de trabajo inhumanas. Se dice que siguiendo estas ideas, el rey Wen hizo prosperar al Estado de Zhou muy rápidamente.

Después de muerto el rey Wen, su hijo, el rey de Wu, quien heredó el trono, decidió enviar tropas para derrocar al rey de Shang. Pero Jiang Tai Gong le detuvo, diciendo: "Mientras yo estaba pescando en Panxi, me di cuenta de una verdad: Si quieres tener éxito debes ser paciente. Debemos esperar el momento oportuno para derrocar al Rey de Shang."

Pronto, las noticias que circulaban por el reino decían que la gente de Shang estaba tan oprimida por su gobernante que ya nadie se atrevía ni siquiera a hablar. El rey Wu y Jiang Tai Gong decidieron que ese era el momento propicio para inicial el ataque, ahora que el pueblo de Shang había perdido por completo la fe en su soberano.

Una sangrienta batalla se libró en Muhye (a 35 kilómetros de la capital Shang Yin, ahora Anyang, en la provincia de Henan). Jiang Tai Gong encabezó las tropas, acompañado por el atronador rugido de los tambores de guerra y a continuación, junto a 100 de sus hombres, obligaron a las tropas de Shang a replegarse hacia el suroeste.

El rey Wu, movilizó a sus tropas rápidamente para rodear por completo la capital. El rey Shang había enviado a esclavos escasamente entrenados para luchar. Esto, sumado al hecho de que muchos se rindieron o desertaron, determinó que las fuerzas de Zhou tomaran la capital sin mucho esfuerzo.

El rey Shang prendió fuego a su palacio y murió en él, entonces el rey Wu y sus sucesores de la Dinastía Zhou, se establecieron para gobernar toda China. En cuanto a Daji, una versión dice que fue capturada y ejecutada, otra interpretación sugiere que escapó para llevar una nueva vida anónima.

Jiang Tai Gong fue hecho duque del Estado de Qi (actualmente provincia de Äôs Shandong), que prosperó gracias a mejores comunicaciones y la explotación de sus recursos pesqueros y la sal debajo de su suelo.

La figura de Jiang Tai Gong ha cautivado durante mucho tiempo al imaginario colectivo chino. Se le atribuye el mérito de haber escrito un libro militar titulado Liutao (Seis Estrategias) y muchas otras leyendas se desarrollaron en torno a su figura durante años. Algunas de estas historias fueron recopiladas durante la Dinastía Ming (1368-1644) en la obra de ficción Fengshen Yanyi (Cuentos de Dioses y Héroes).

Estatua representando a Jiang Tai Gong, en el parque tematico de Haw Par Villa en Singapur.
Junto a un río, cerca de Xi Äôan, hay una piedra grande con una muesca que según se dice, era usada por Jiang Tai Gong para sentarse mientras pescaba. Allí suelen verse con frecuencia, pequeñas figuras talladas de un anciano con barba pescando, representando al paciente anciano Jiang Tai Gong.





No dejes de leer otros CUENTOS CHINOS !!!

  • Arcanastu Blog directamente a tu e-mail

  • O suscríbete por otras vías:RSS

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión nos interesa, alimenta y enriquece a este blog. Permítenos conocer qué ideas te ha inspirado este artículo.
Puedes comentar como "Anónimo", pero si pones tu nombre será más fácil responderte y más amena la charla.

No borramos comentarios estén a favor o en contra de nuestra opinión, salvo que se trate de insultos o rebuznos anónimos.

Muchas gracias por visitar Arcanastu Blog.


Los Autores Somos


Button_F1

Entradas del Blog