14 de agosto de 2013

El lápiz ruso: Diseño vs. Ingenio


De las cientos de historias, anécdotas y leyendas urbanas que circulan por la red, hay una que llamó particularmente mi atención por su sencillez y la contundencia de su mensaje. La breve historia describe de manera brillante un concepto básico y fundamental para el ser humano: la simplicidad de pensamiento.

Se dice que a comienzos de los años ’60, en plena guerra fría y mientras los Estados Unidos y la Unión Soviética rivalizaban en todos los campos, la carrera espacial cobraba especial importancia y cada descubrimiento o avance era publicitado casi como una batalla ganada.

La incursión del hombre en el espacio fue en un principio y creo que lo sigue siendo, un proceso de prueba y error. Muchas cosas se podían prever o simular en la tierra, pero otras no serían tenidas en cuenta hasta llegado el momento de la verdad, cuando un astronauta viajara al espacio exterior.

Una de estas pequeñas cosas que escaparon a la perspicacia de los ingenieros fue la necesidad de tomar notas durante los viajes espaciales y el consiguiente contratiempo al descubrir que los bolígrafos normales dejaban de funcionar en un entorno de ingravidez.

La poderosa y floreciente NASA norteamericana contaba con recursos ilimitados, por lo que no dudó en aprobar un presupuesto millonario y la dedicación durante más de dos años de sus especialistas en desarrollar una lapicera capaz de escribir en tales situaciones extremas.

Por supuesto que lo lograron. Al cabo de varios meses habían desarrollado un bolígrafo que podía ser usado en situación de gravedad cero, pero que además soportaba temperaturas extremas y escribía sobre diversas superficies.

La Agencia Espacial Soviética también se enfrentó al mismo inconveniente, por lo que sus cosmonautas decidieron usar un lápiz. Maravillosa y práctica sencillez.

Este relato se difundió alrededor del mundo y muchos han afirmado que solo se trata de una leyenda mientras que otros aseguran que es real. Desde la NASA justifican la inversión realizada ya que obtuvieron un producto excelente que luego hasta los mismos rusos compraron, pero lo que me fascina de la historia es su moraleja.


En la actualidad observamos pasivamente el uso desmesurado de recursos que son cada vez más escasos, cuyos precios se disparan y su dominio provoca guerras y matanzas. Quizás yo no tenga el cerebro tan iluminado como los astronautas rusos, pero creo que muchas de las cosas que se hacen hoy en día podrían reemplazarse por procedimientos mucho más lógicos, efectivos, baratos y amigables con nuestro hábitat.

Solo tendremos que enfrentarnos al fabricante de las lapiceras especiales, que seguramente no estará de acuerdo.





  • Arcanastu Blog directamente a tu e-mail

  • O suscríbete por otras vías:RSS

3 comentarios :

  1. Hola!

    La verdad es que estuve leyendo sobre ustedes en la sección "Quienes Somos" y veo que son muy buenas personas así como también que tienen muy buenos proyectos. Los quiero felicitar por este blog espectacular que tienen. Desde ya que los sigo y les agradezco por haber pasado por mi blog. Respecto a esta entrada, no conocía esta historia. Me parece muy buena la moraleja del final. A veces, basta con un procedimiento mucho más fácil y amigable con el medio ambiente, aunque siempre está el comercio de por medio. La verdad es que les deseo que su blog siga creciendo día a día. Voy a pasar seguido por aca.

    Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
  2. Hola Aldo, gracias por tu comentario y los buenos deseos que son recíprocos. Nos leemos.!

    ResponderEliminar
  3. A veces pensar que lo más nuevo es mejor nos quita perspectiva, nos están robando el sentido común.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Tu opinión nos interesa, alimenta y enriquece a este blog. Permítenos conocer qué ideas te ha inspirado este artículo.
Puedes comentar como "Anónimo", pero si pones tu nombre será más fácil responderte y más amena la charla.

No borramos comentarios estén a favor o en contra de nuestra opinión, salvo que se trate de insultos o rebuznos anónimos.

Muchas gracias por visitar Arcanastu Blog.


Los Autores Somos


Button_F1

Entradas del Blog