5 de agosto de 2013

Cuentos Chinos #4: Hou Yi & Chang'er


El ‘cuento chino’ de hoy nos transporta miles de años en el pasado para contarnos una historia con final poco feliz, la de Hou-Yi y Chang'er. Una pareja de enamorados cuya historia se puede equiparar con la de Adán y Eva o la de Romeo y Julieta.

La leyenda de Chang'er y su viaje a la luna es muy conocida por todos los chinos, y suele ser una temática predilecta para poetas. En sus verso "Chang'er" (813-858 a.C) el famoso poeta Li Shangyin, de la Dinastía Tang, escribió:

El arrepentimiento de Chang'er por haber robado el elixir de los pinos, brilla por la noche en medio del vasto mar del cielo azul.

Según la tradición, se sitúa a Hou-Yi y Chang'er en el reinado del legendario Emperador Yao, posterior al de Huang Di (El Emperador Amarillo). Una versión de esta historia, conocida al menos desde la época de los Reinos Combatientes (475-221 a.C.) cuenta cómo, durante el reinado de Yao, nada menos que diez soles colmaban todo el firmamento.

Su sofocante calor quemaba los campos, resecaba los cultivos, y dejaba a todas las personas sin aliento, muchas de ellas yaciendo inconscientes en el suelo.
Feroces animales y aves rapaces cruzaban los ríos de aguas hirvientes y los bosques en llamas para atacar a los seres humanos.

Los Inmortales, que reinaban en el Cielo, se conmovieron por el sufrimiento de la gente. El Emperador del Cielo envió a su hijo, el arquero Hou-Yi, para que ayude a Yao a restablecer el orden.
Hou-Yi descendió a la Tierra acompañado por su bellísima esposa Chang'er, armado con un arco de color rojo y flechas blancas que le dio su padre, el Emperador del Cielo.

El pueblo recibió con algarabía y esperanza al arquero, le veían como a un héroe que podría salvarlos de su tormento.
Listo para la batalla, Hou-Yi se dirigió al centro de la plaza, sacó su arco y flechas y apuntó hacia los soles que avasallaban los cielos.
En un instante, uno tras otro, nueve soles fueron destruidos. Y cuando Hou-Yi, apuntaba hacia el décimo, el Emperador Yao le detuvo, ya que ese último sol era necesario para que pudieran vivir las personas.
Así termina la breve y simple historia de Hou-Yi y los nueve soles.

Otras versiones de la historia, mucho más rebuscadas y espectaculares, también describen con detalle cómo el Príncipe de los Cielos mató a las bestias feroces, aves rapaces y serpientes venenosas, convirtiéndose en un héroe para toda la gente.

Pero la heroicidad sin igual de Hou-Yi, pronto despertó los celos y envidias de los otros Inmortales, que empezaron a calumniarle ante el Emperador de los Cielos.
El valiente arquero tardó poco en sentir como su padre se mostraba distante, y una creciente desconfianza era evidente en la actitud del Emperador celestial. No importó lo que Hou-Yi hubiera hecho en el pasado ni sus gestas heroicas, ya que gracias a las falsas acusaciones de los otros dioses, él y su esposa fueron desterrados para siempre del Reino Celestial, obligados a vivir de la caza en la tierra.

Esta descripción aparece en forma escrita en dos colecciones de la Dinastía Han Occidental (206 a.C - 24 d.C.): Shanhaijing (Clásico de las montañas y los mares, un libro de viajes y cuentos) y El Huainanzi (Artículos científicos, históricos y filosóficos nombrados por el Príncipe de Huai).

Hay varias versiones que relatan el vuelo de Chang'er a la luna. Según el Huainanzi, Hou-Yi, apenado de que su esposa tuviera que llevar la vida de una mortal por culpa de él, viajó para obtener un mágico elixir de la inmortalidad de Xiwangmu, la Reina Madre de Occidente. Esperaba que de esta manera, aún condenados a estar en la tierra, él y su hermosa esposa pudieran vivir juntos y felices por siempre.

Chang'er, sin embargo, resentida por su nueva y sufrida vida, aprovechando una noche que Hou-Yi salió a cazar, se bebió de un sorbo todo el elixir y voló a la luna. (NdT: no se especifica exactamente cuáles eran los ingredientes de este brebaje)

Allí, completamente sola, se dio cuenta que echaba de menos la compañía de los seres humanos y la bondad de su fiel marido.
El Huainanzi y Mencio, filósofo del período de los Reinos Combatientes, aseguran que finalmente Hou-Yi fue asesinado por Pang Meng, uno de sus propios discípulos de arquería, quien deseaba convertirse en líder de los arqueros antes de tiempo.

Las versiones difieren en cuanto a si Hou-Yi fue golpeado hasta la muerte con un garrote de madera o si le tendieron una emboscada y fue alcanzado por una flecha.
Otra interpretación de la leyenda cuenta que Chang'er bebió todo el elixir para evitar que Pang Meng se apropiara de él.

Existe una obra teatral musical reciente titulada “Volando a la Luna”, que añade a la historia de Hou-Yi y Chang'er, varios giros en la trama para resolver las inconsistencias argumentales de las historias más antiguas y diferentes interpretaciones. Además se resalta el trágico destino de la divina pareja como tema principal.

En esta moderna adaptación, Chang'er es una chica de pueblo que se casa con Hou-Yi. Pang Meng el hechicero, al ver amenazado su poder, utiliza su magia para engañar a Hou-Yi y hacerle creer de que Chang'er le ha sido infiel.
Muy herido pero profundamente enamorado de su esposa, Hou-Yi la obliga a beberse todo el elixir de la inmortalidad y lo cual hace que ella se volatilice y aparezca en la luna. Ya es tarde cuando se arrepiente de su error, entonces Hou-Yi muere mirando la blanca imagen de su amada en el cielo en el cielo.

El reconocido historiador Gu Jiegang (1893-1980), en un estudio de el Huainanzi y otros clásicos, descubrió algunas historias que mencionaban que el alma de Hou-Yi reencarnó después en el héroe legendario Zhong Kui. Zhong Kui, quien apareció en sueños a un emperador de la Dinastía Tang, afirmó que su misión en la vida era la de destruir todos los males que afectaban a los seres humanos.

El profesor Gu Jiegang señaló también, que tanto Hou-Yi como Zhong Kui eran venerados por los antiguos chinos como los héroes que dedicaron sus poderes divinos al servicio de la humanidad de manera desinteresada y sin ser recompensados por ello.



No dejes de leer otros CUENTOS CHINOS !!!


  • Arcanastu Blog directamente a tu e-mail

  • O suscríbete por otras vías:RSS

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión nos interesa, alimenta y enriquece a este blog. Permítenos conocer qué ideas te ha inspirado este artículo.
Puedes comentar como "Anónimo", pero si pones tu nombre será más fácil responderte y más amena la charla.

No borramos comentarios estén a favor o en contra de nuestra opinión, salvo que se trate de insultos o rebuznos anónimos.

Muchas gracias por visitar Arcanastu Blog.


Los Autores Somos


Button_F1

Entradas del Blog