26 de julio de 2013

Ser mamá a los (casi) 40


La maternidad es una experiencia única e increíble, no alcanzan las palabras para describir lo que se siente.. Es una sensación de plenitud que nos llena el corazón de felicidad.

Ser mamá implica un inmenso amor,  entrega, dedicación y un sinfín de cosas que quienes han experimentado esta maravillosa “tarea” saben bien de lo que estoy hablando.

La mayoría de las mujeres, desde que eramos niñas jugamos a ser mamás, acunamos nuestros muñecos, los cuidamos como verdaderas “madrecitas” e imaginamos que quizás (como Pinocho), se convertirían en personas  de carne y hueso. Pero claro está que no sabemos la responsabilidad que verdaderamente implica ser mamás.

Cuando somos madres por primera vez, sentimos que tocamos el cielo con nuestras manos, que ya nada ni nadie podrá “destruirnos”, que tenemos todo lo que deseamos en nuestra vida.. “nuestro hijo” y ese nuevo rol que tan bien nos sienta, “ser mamá”.

Ser mamá a los 20, 25 o 35 años es lo “ideal”, porque la mujer tiene su cuerpo en el momento óptimo para hacerlo.
Pasada esta edad, se dice que los embarazos pueden ser más riesgosos y que también es más difícil lograr un embarazo después de los 40..

Quiero contarles de la maravillosa experiencia que vivo por la decisión tan acertada que tomé en mi vida de volver a ser madre “casi a los 40”.

Yo ya tenía dos hijos que tuve a los 26 y a los 29 años. Creía que ya me sentía completa como mujer en lo que a ser madre respecta, que había realizado mi sueño de la mejor manera y solo me quedaba disfrutarlo por el resto de mi vida. No estaba equivocada, durante algunos años esto fue así y sinceramente creía que nada más necesitaba.

La vida tiene tantos giros..  tantas cosas pensamos y organizamos cuando somos jovencitas, creyendo que cumpliendo con todo lo que tenemos “preivsto” seremos felices. Y más aún, que todo eso se cumplirá.



Confieso, jamás imaginé ser mamá a los… ¿Vale decir “cuarenta” si mi hija nació faltando solo 25 días para cumplir 40? Claro que sí..bueno, mejor.. a los "casi 40".




Después de un largo tiempo de haber sido madre en la juventud. ( ¡Aún me siento joven!), me llevó algunos añitos volver a tener mi silueta en forma armónica, volver a tener tiempo para pintarme las uñas, volver a tener tiempo “libre”, volver a pensar en comprarme la ropa que me gusta y darme la oportunidad de usarla, o simplemente sentarme a tomar un cafecito sin interrupciones.

Seamos sinceras (hablo en femenino porque quienes realmente comprenderán en carne propia lo que digo son “ellas”), si somos personas de clase media, que no pudimos contar con alguien  que nos ayudaran con las tareas domésticas o con los niños, sabemos que más alla de lo “tan bello” de ser mamá, está la otra cara. La de la mujer que abandona mucho de lo que hacía por sí misma para dedicar gran parte de su tiempo a sus hijos.


Pero durante el baile que tenemos durante los primeros años con nuestros pequeños, no nos damos cuenta, no lo sentimos porque ¡Es tan bello ser mamá!
Nos pasa el tiempo casi sin darnos cuenta, entre pañales, mamaderas, muñecos, cumpleaños, jardín, escuela, fútbol, natación, danza y tantas otras cosas...


Cuando nuestros pequeños angelitos crecen y logramos tener un ratito para mirarnos frente a un espejo, descubrimos muchas cosas. Pero.. ¿cómo no las vimos antes? ¿Qué estábamos haciendo?



Pero como les dije antes, todo vuelve a recuperarse si es que así lo deseamos, y ahora.. ¡Será para siempre!

Bueno.. ese no fue mi caso. A los "casi 40" años y teniendo ya dos hijos casi adolescentes, elegí ser mamá nuevamente. Elegimos ser padres.



La alegría era infinita, pero también aparecieron los indeseados fantasmas con los que luché bastante hasta que logré que se fueran definitivamente.
Muchas preguntas internas, algunos miedos y mucha ansiedad..


El “click” lo hice una mañana en la que estaba en la puerta de la peluquería esperando el horario en que abriera. Hacía mucho frío y yo con mi panza, muy orgullosa  cada vez que alguien me preguntaba algo sobre ella. Allí me encontré con una señora mayor que estaba esperando igual que yo, que abriera la peluquería. Cuando le dije mi edad, no tardó en hacer el comentario que me dejaría pensando seriamente y algo disgustada por lo desafortunado. Me dijo que sería una “madre-abuela”.. jaja, ahora me causa mucha gracia recordarlo y más aún recordar que en ese momento la hubiera comido viva.

Fui mamá a los “casi 40”. No sé si haber tenido otros hijos antes puede haber influido ya que la experiencia por lo general suele dar mayor seguridad por saber de qué se trata.

¡Ser mamá a los 40 es FABULOSO! Mi cuerpo volvió a tener algunos kilos demás, ya no puedo arreglar mi uñas cada vez que quiero, voy a la peluquería cuando puedo, como un bocado de mi comida y a la vez le doy de comer a mi hija, me duele bastante la espalda ya que los años no vienen solos y me siento la mujer más dichosa de la tierra.

Volver a ser mamá me hizo sentir que aún tengo mucho para dar y para disfrutar, que la ternura y la fuerza que tenemos las mujeres  es inagotable. Que es tanto lo que recibo que jamás volvería el tiempo atrás para que las cosas fueran de otro modo.

Volver a ser mamá me hizo sentir que mi cuerpo aún tiene juventud, que mis sentimientos jamás se agotan y que siempre tengo un poco más.

Volver a ser mamá me hizo revivir muchas sensaciones que tuve con mis dos primeros hijos, pero con otra mirada.. la de una mujer que transitó gran parte del camino y que aún tenía mucho por vivir.

Ya volverán mis uñas pintadas, mi pelo sin crecimiento y los jeans dos talles menos. Ya volveré a tomar mi café sin inerrupciones y podré maquillarme sin que una “pequeña hormiguita” me saque mis cosas.











 No me siento “vieja”, me siento muy bien. Me siento “mamá” de una forma distinta. La madurez que nos acompaña en esta etapa de la vida hace que podamos disfrutar de otra manera la llegada de un hijo.

 
Los años vividos y la edad no nos dan fórmulas mágicas, pero sí algo de aprendizajes  y recursos que hacen que ser mamá a los 40 sea realmente magnífico.






  • Arcanastu Blog directamente a tu e-mail

  • O suscríbete por otras vías:RSS

11 comentarios :

  1. Realmente sería hermoso volver a vivir esa etapa, pero creo que también algo peligroso.
    Soy madre soltera, tuve a mi hijo a los 26 años, fué por cesaria, no porque yo haya querido, sino porque el producto, que asi lo llaman los doctores, pues venía muy grande, aparte de ser estrecha, si parecía que iban a ser dos. Después de que nació, realmente no me fue nada bien, mi pulso se fue debilitando, me pusieron oxigeno, el anestesiólogo me volvio a preguntar si era alergica a algún medicamento, a lo que le respondi que no, al final ya no supe ni que paso, pero eso si, me la pase internada 4 dias mas.
    El volver a tener entre mis brazos a un bebe, no se, sería algo maravilloso, no me importaría volver a vivir lo anterior, pero mas me gustaría si esto fuera al lado de la persona que desee estar el resto de sus días conmigo, el ser madre soltera no es tan facil, te pierdes muchos momentos en el crecimiento de tu hijo y que sabes que son unicos, pero para salir adelante, se tiene que trabajar, no hay de otra.
    Aparte, no creo que esto me pueda suceder a mi, porque?, simple y sencilla razón, porque en estos momentos y desde hace bastantes años no tengo pareja, no salgo con nadie, de hecho.. no salgo a ninguna parte que no sea al trabajo. Ese es mi camino diario, de la casa al trabajo del trabajo a la casa, y el domingo, pues a lavar y todos los demas keaceres. Quizas podría darme un tiempo para mi, salir, divertirme, conocer a mas personas, pero , quizas no lo quiero, y porque?, por temor, asi es, tengo miedo de perder a la persona que ame, tengo miedo de que mis sueños de formar una familia vuelva a dispersarse como el humo.
    Tengo sueños e ilusiones, pero cada día, siento que se alejan mas de mi, lo único que puedo hacer es darle gracias a Dios por haberme bendecido con uno de sus angeltos

    ResponderEliminar
  2. Hola Anónimo. Lástima que no dejaste tu nombre. Muchas gracias por tu comentario en el blog. Personalmente creo que siempre que lo deseemos es buen momento para tener un hijo. Es el mejor regalo que podemos tener en esta vida. Contar con el apoyo de la persona que amamos y nos ama es muy alentador a la hora de tomar una decisión tan importante, pero como vos misma lo experimentaste y lo digo también en el post, las mujeres tenemos una fuerza y un amor inagotables, que a veces hasta que no los ponemos a prueba lo desconocemos.
    Lo ideal, si decidís tener otro hijo sería hacerte los chequeos necesarios previamente para mayor tranquilidad.
    Siempre es bueno tratar de darse tiempo para uno mismo, a veces se puede y otras cuesta un poco más. Por ahora podés disfrutar de lo lo que tenés y... El tiempo dirá lo que tenga que ser.

    ResponderEliminar
  3. ja ja ja.nunca me pregunte si una maternidad despues de los 40 es riesgoza,los hijos vienen cuando tienen que venir y punto.fui mamá primeriza a los casi 45 ja ja ja.es la gente la que mete miedo,mi doctora jamás me habló de riesgos.les participo que mi profesion es de tareas rurales,tener un tambo,lidiar con los terneros para apoyar ,sacar la leche a mano,carpir y roturar la tierra para labranza en la huerta,plantar arboles,sacar agua en pozo de balde,acarrearlo para higienizar las porquerizas del criadero de cerdos.cocinar,lavar,planchar,atender las aves del corral,redar el jardin.las tareas de la casa y......atender a mi madre postrada en una cama durante 12 años.no es nada facil pero programe el día y las tareas y con.....mi hijo en mi panzaaaaaaaa.y tuve tiempo para leer ,si leer mucho,sobre todo temas científicos.y hoy despues de 27 años tengo tengo un hijo ya hombre que estudia mucho,todo lo que puede y trabaja,y ......a los 72 años de mi vida sigo laburando en mi granja.no me importó la cesarea,ni las uñas rotas ni los talones razjados que me causaban los frios invernales.fui y soy feliz,mi vida,mi tiempo y mi ternura para esta bendicion que Dios me dió.

    ResponderEliminar
  4. Gracias the marisol8878 por tomarte el tiempo para leer este post que es muy especial para mí y por tu comentario. Cada experiencia de maternidad es única y es lindo poder compartirlo. Claro que se puede, como digo en el post, las mujeres tenemos una fuerza y un amor inagotables. Admirable lo tuyo! "Ellos" son el premio.. un premio para siempre.. Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Por experiencia, puedo decirte que yo también comparto tu misma idea, el ser madre es una experiencia maravillosa que todas las mujeres tendrían que vivir.
    Tú, también sabes, que eso de ser madre no abarca sólo los nueve meses de embarazo ni el tiempo que dura la crianza de un bebé, el ser madre es algo tan intangible que nos durará hasta la eternidad, las madres jamás dejamos de velar por nuestros hijos, aunque hayan volado del nido, aunque se hayan hecho hombres y hayan formado su familia, las madres, siempre estaremos ahí, a su lado, queriendo y protegiendo en silencio.
    Mis felicitaciones por tu decisión y porque todo te haya salido bien.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  6. Gracias Kasioles por tus lindas palabras.. La maternidad es algo tan maravilloso!, y sorprendente, a medida que crecen nuestros hijos, la experiencia se enriquece y crece también. Yo no dejo de asombrarme cada día con mis tres hijos, aunque confieso que a veces tengo que pensar mucho qué decirles o como actuar ya que cada uno es diferente y transita distintas etapas.. Ser mamá es un aprendizaje de por vida.. Besos!

    ResponderEliminar
  7. Hola Meri, vengo a conocerte y darte las gracias por dejar tu huella en mi isla.
    Me ha gustado tu blog y me ha encantado la entrada.
    Soy madre por dos veces y de corazón te digo que comparto plenamente la idea de lo maravilloso que es serlo, no digo que a cualquier edad, sobre todo porque considero que hay que ser madura emocionalmente, esas niñas que son mamás...ufff, no sé, me parece que hacen el relevo demasiado pronto, aunque soy o quiero ser respetuosa con todo el mundo siempre.
    Para mí desde luego, ha sido la experiencia más fantástica que he vivido, es o mejor, son el regalo más hermoso que la vida me ha dado.
    Y por supuesto, a los cuarenta y más, también puede serlo,claro!
    :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Meri, estoy dando una vueltecita por tu blog, y me he parado en esta entrada.
    Enhorabuena por tu precioso bebé a los 40.
    Yo también tuve a mi tercer hijo a los, recien cunmplidos, 41, y tengo un hijo maravilloso y yo soy una madre feliz,
    Un abrazo.
    Rosi

    ResponderEliminar
  9. Marinel: Bienvenida a nuestro Blog! Ha sido un gusto también pasar por el tuyo y leerte. También pienso que cuando son madres muy jovencitas deben asumir responsabilidades tan importantes y relegar otras cosas, pero como también dije en otro comentario, siempre es buen momento para ser mamá cuando deseamos serlo, un hijo es la bendición más grande que podemos tener.. Besos! y espero verte seguido por aquí.

    ResponderEliminar
  10. Rosi: Compartimos esta hermosa experiencia de ser mamás a los 40.. Cómo no sentirse feliz, si los hijos son el mejor premio de esta vida (aunque no todo es siempre color de rosa...). Gracias por tu visita y te esperamos cuando gustes.. Un abrazo para vos también.

    ResponderEliminar
  11. Hola, me encanto leer tu historia, veo que ya pasaron algunos años, te cuento que también estoy pisando los 40 y con mi marido estamos pensando tener otro hijo el año que viene y por que el año que viene?? por que en febrero nuestra hija mayor cumple 15 y queremos dedicarle todo el tiempo a ella.- es tan real lo que decís, si me lo preguntabas el año pasado, era un no rotundo, por que pensaba las nenas ya están grandes, podemos salir solos, podemos disfrutar un montón de cosas, pero este año me pico el bichito y pensé, por que no?? si no es ahora después no va a poder ser asique fui a la ginecóloga me hice todos los estudios y estoy perfecta, en diciembre empiezo con el acido fólico y después del 15 a buscar.
    Muchas Gracias de verdad me sacaste algunos miedos, como el de mama abuela, el que dirán.-
    saldos Lorena

    ResponderEliminar

Tu opinión nos interesa, alimenta y enriquece a este blog. Permítenos conocer qué ideas te ha inspirado este artículo.
Puedes comentar como "Anónimo", pero si pones tu nombre será más fácil responderte y más amena la charla.

No borramos comentarios estén a favor o en contra de nuestra opinión, salvo que se trate de insultos o rebuznos anónimos.

Muchas gracias por visitar Arcanastu Blog.


Los Autores Somos


Button_F1

Entradas del Blog