15 de julio de 2013

Lo que Internet está matando

Es evidente que Internet ha llegado para quedarse y su crecimiento es permanente e incesante. Imbuidos en la vertiginosidad de nuestro estilo de vida, muchas veces no somos conscientes de los cambios que las nuevas tecnologías representan y las cosas cotidianas que de a poco van quedando en el olvido y son reemplazadas por otras más modernas.

Os digo antes que nada que soy un ferviente admirador y partidario del progreso tecnológico de la humanidad, lo que no significa que no me percate de que muchas cosas quizás se hayan perdido en el cambio y otras nuevas han surgido. Es el ciclo natural de las cosas, donde cae un árbol, probablemente crezca otro.

Navegando por nuestra querida Red de Redes, me encuentro un curioso e interesante artículo en la versión digital del periódico británico Telegraph donde enumeran las 50 cosas que según ellos Internet (y otras nuevas tecnologías) está matando. Muchas de estas cosas que allí nombran afectan puntualmente al ámbito de los países anglosajones por lo que las he omitido, pero varias nos abarcan a todos, así que las he traducido para compartirlas con todos vosotros. Solo he elegido las que me han parecido más destacables o divertidas.

1) El arte de discrepar cortésmente.
Internet sin dudas ha acalorado el tono del debate. Esto es más evidente en la blogosfera donde algunos editores parecen no tolerar de buena forma la diversidad de opinión y sospechan siempre que los comentaristas que discrepan esconden oscuras intenciones.


2) El temor de ser el único que no se conmueve ante la muerte de alguna celebridad.
Twitter se ha convertido en un centro de intercambio de bromas sobre los famosos fallecidos. No deja de ser algo de mal gusto, pero funciona como un antídoto para el angustioso e interminable fenómeno del "Luto Fan" que suele predominar en la mayoría de medios convencionales.

3) Escuchar un disco de principio a fin.
Ya no hay necesidad de soportar ocho pistas de relleno por un par de canciones que nos gustan. Aunque por otro lado, muchos sólo se descargan los temas más populares y no aprecian la calidad global de algunos álbumes completos que merecen la pena.

4) La puntualidad
Antes de los teléfonos móviles, las personas se veían obligadas a ser puntuales si no querían perder sus citas. Hoy, los mensajes de texto para avisar que llegarás cinco minutos tarde se han convertido en una 'descortesía tolerable' de esta era de las comunicaciones.

5) El Teletexto.
¿Alguien aún lo consulta? La mayoría de las cadenas de televisión están evaluando retirar este obsoleto servicio por su poco uso.

6) Los nervios de los adolescentes al comprar su primera revista porno.
La omnipresencia de la pornografía en la Web ha puesto fin a uno de los ritos más temidos que suelen atravesar los adolescentes: comprar revistas porno. ¿Por qué temblar frente al kiosco de prensa cuando puedes descargarte toneladas porno en la intimidad de tu habitación?

7) Guías telefónicas y Paginas Amarillas.
Solo sería lógico utilizarlas si se te ha ido la luz, el portátil se ha quedado sin batería y el móvil no tiene cobertura. De otra manera puedes buscar lo que necesites en Internet o en los números de información de forma mucho más rápida, efectiva y actualizada.

8) El mito de la inteligencia de los gatos.
La reputación de los antiguamente considerados “misteriosos y sabios” felinos, ha sufrido un terrible varapalo por culpa de los miles de vídeos y fotos que circulan en la red mostrando a estas mascotas en las situaciones más comprometedoras y ridículas.

9) Relojes de pulsera.
Aunque todavía hay muchos que prefieren lucir un lujoso “Tag Heuer” o un "Rolex"en su muñeca, cada día son más lo que deciden llevar solo un “aparato” y confiar en la hora del móvil, siempre sincronizada con el horario oficial en tiempo real.

10) Las tiendas de música.
En un mundo donde la gente no quiere pagar nada por la música, cobrar 20€ por 12 canciones en una caja de plástico endeble no es un modelo de negocio exitoso.

11) Las cartas de puño y letra.
El correo electrónico es más rápido, más barato y más conveniente, recibir una carta escrita a mano de un amigo se ha convertido en una rareza, incluso quizás un abandonado deleite nostálgico.

12) La memoria.
Cuando casi cualquier acontecimiento, sin importar cuán oscuro sea, puede ser revelado en cuestión de segundos a través de Google o Wikipedia, el “simple" almacenamiento de conocimientos en nuestra memoria ha perdido mucho de su valor. Lo que se ha revalorizado es la forma en que se utiliza esta información, la era de Internet premia la creatividad.

13) Los ratos “libres”.
¿Cuándo fue la última vez que pasaste una hora mirando por la ventana y meditando sobre el mundo? ¿O has releído por segunda o tercera vez tu libro favorito? El magnetismo de Internet es cada día más irresistible y sus contenidos tan actualizados e infinitos nos obligan a estar frente al monitor siempre que tengamos un rato libre.

14) Los álbumes de fotos y diapositivas.
Facebook, Flickr, Picasa, Tumblr y decenas de sitios similares son el medio actual para compartir nuestras fotos. A principios de este año, Kodak anunció que dejaba de fabricar su película para diapositivas “Kodachrome” debido a la falta de demanda.

15) Bulos y teorías conspiratorias.
Internet es a menudo acusada de estar inundada de bulos y falsedades, sin embargo ha demostrado ser mucho más eficaz desenmascarando mentiras y leyendas urbanas que perpetuándolas. El excelente sitio Snopes.com es pionero derribando mitos, pero sólo está disponible en inglés.

16) Reunirse para ver televisión.
La TV a la carta cada vez más difundida y las descargas a través de eMule o Torrents, permite que familiares y amigos puedan ver los mismos programas en diferentes momentos, destruyendo lo que representaba uno de los aspectos culturales más atractivos de la TV: la experiencia compartida. El juntarse a ver la televisión va quedando relegado sólo a eventos deportivos u otros programas en directo.

17) Las enciclopedias y obras de referencia cualificadas.
Todo el mundo exige información fiable, pero pocos están dispuestos a pagar por ella.

18) Los derechos de autor.
Las compañías discográficas, estudios cinematográficos y agencias de noticias los siguen intentando pero podrán alguna vez acabar con la piratería y otras violaciones de los derechos de autor. Quizás deban modernizar sus obsoletas políticas de derechos de autor.

19) La desinformación en vacaciones.
Echar un vistazo a los titulares de los periódicos después de volver de dos semanas de vacaciones solía ser una experiencia emocionante: ¿Habrá muerto alguien famoso? ¿El gobierno seguirá en pie?
Actualmente hace falta una enorme fuerza de voluntad para resistir la tentación de revisar los titulares al menos una vez al día mientras se está fuera.

20) Memorizar números telefónicos.
Una vez que ingreses los números de tus contactos en el móvil, jamás tendrás que volver a recordarlos.

21) El respeto a los médicos y otros profesionales.
La proliferación de sitios Web de salud ha minado el trabajo de los Médicos de Cabecera, cuyos diagnósticos son puestos en duda por pacientes provistos con páginas impresas de “cúratetumismo.com”.

22) El misterio de los idiomas extranjeros.
El Google Traductor o Yahoo Babel-Fish, nos ofrecen traducciones bastante aceptables y entendibles de decenas de idiomas.

23) Los conocimientos geográficos.
Entre los sistemas GPS que abundan tanto en vehículos como en teléfonos móviles y los detallados mapas interactivos como los de Google Maps, saber cómo llegar del punto “A” al punto “B” es una habilidad cada vez menos apreciada.

24) La privacidad.
Muchos acusan a gobiernos o empresas de estar “vigilándonos” sin permiso, pero la mayoría de usuarios de las redes sociales como Facebook, Tuenti, Twitter y otras, hacen pública más información privada propia y ajena de la que cualquier organismo de espionaje podría conseguir por medios propios.

25) La reputación de Chuck Norris.
Es asombrosa la cantidad de hechos heroicos absurdos que se le atribuyen al protagonista de “Fuerza Delta” o “Desaparecido en Combate”, es posible que se trate de demostraciones de cariño pero difícilmente alguien lo vuelta a tomar en serio. Mira aquí algunos ejemplos: Chuck Norris Facts (en inglés).

26) Los niños jugando a las chapas en la calle.
Son sin duda una especie en extinción. Con tantos juegos online, sitios de encuentro, redes sociales, etc., es casi un milagro ver niños en la calle jugando a juegos tradicionales o simplemente montando en bicicleta.

27) La prensa tradicional.
La mayoría de periódicos y cadenas de noticias cuentan con portales en Internet donde la información fluye de forma inmediata y llega a millones de personas de todo el mundo en tiempo real. No hay forma que la prensa escrita de toda la vida pueda competir contra esto.

28) La concentración en el trabajo.
Saltando permanentemente entre las ventanas de Gmail, Twitter, Facebook, Google Reader y Tuenti, sería un milagro que alguien consiguiera hacer su trabajo. Muchas empresas ya están tomando medidas al respecto, pero este fenómeno no es tan sencillo de controlar o regular como parece.

29) La emoción de las reuniones de ex compañeros.
Cuando te has pasado los últimos cinco años viendo como tus antiguos compañeros del colegio envejecen y engordan en Facebook, volver a reunirte con ellos ha perdido gran parte de su “impacto emocional”.

30) El ‘solitario’ de Windows.
¿Quién pierde ya el tiempo con el solitario (o el buscaminas) con la cantidad de cosas más interesantes que hay en la Web?

31) Tu hora del almuerzo.
¿Sueles dejar tu mesa a mediodía? Cada vez es más normal zamparse el bocadillo a la hora de comer mientras se chequean los e-mails personales o se buscan precios para una semana de vacaciones en Estambul.


Se te ocurren otras cosas que no estén en esta lista ? Te gustan los cambios que Internet introdujo en nuestras vidas ?


  • Arcanastu Blog directamente a tu e-mail

  • O suscríbete por otras vías:RSS

1 comentarios :

Tu opinión nos interesa, alimenta y enriquece a este blog. Permítenos conocer qué ideas te ha inspirado este artículo.
Puedes comentar como "Anónimo", pero si pones tu nombre será más fácil responderte y más amena la charla.

No borramos comentarios estén a favor o en contra de nuestra opinión, salvo que se trate de insultos o rebuznos anónimos.

Muchas gracias por visitar Arcanastu Blog.


Los Autores Somos


Button_F1

Entradas del Blog