14 de julio de 2013

La familia unida

Desde pequeños, la mayoría de las personas fuimos criadas y educadas en una “familia”, célula base de la sociedad. En la escuela nos enseñan a amar y respetar a nuestra familia y todos los años se celebra el día de la familia. Tiene mucho valor el intento, pero consideremos algo: la familia es lo que nos toca sin elección, por sangre y por casualidad. Siempre y cuando hablemos de familia biológica, por supuesto.
En estos tiempos y quizás por muchas cosas que llevo vividas, fui cambiando mis conceptos sobre este tema.

Me encanta la idea de la gran “FAMILIA”, pero hay que estar acorde a los tiempos que vivimos. En realidad creo que actualmente se asumen con menos “caretas” algunos problemas familiares que hacen algunos años eran casi siempre ocultados por el “qué dirán” (separaciones que no se concretaban pero que a pesar de estar separados convivían bajo el mismo techo, disputas por herencias familiares, hijos extramatrimoniales no reconocidos, etc ..). De hecho, conozco varias historias verdaderas de este tipo y algunas bastante cercanas. Pero cueste lo que cueste, dice un mandato social que la familia debe estar unida.

Si, familias las hay en todas sus variedades.. Pero voy a disentir con el mandato ya que no creo en la “obligación” de mantener esta unidad familiar cueste lo que cueste. Digo esto pensando que las malas personas también forman parte de alguna familia.  El que atropelló a alguna persona y se dio a la fuga, el que espera ansiosamente que muera un familiar para hacerse de su herencia, el que abusa de sus hijos, el abuelo que ignora a sus nietos solo por tener una mala relación con su hijo..
La familia, según este mandato, debería ser un lugar de contención y amor, pero lamentablemente no siempre esto es así. Por eso tendríamos que permitirnos la libertad sin culpas de elegir con quienes compartir nuestra vida, de quienes rodearnos y decidir cuando queremos hacerlo, sin sentirnos por esto peores personas.

Muy ricos los fideos del domingo alrededor de una gran mesa repleta de una gran familia.. Pero yo prefiero que mis hijos elijan lo que quieren hacer el domingo, y cada día de sus vidas y cuando realmente deseen mi compañía sepan que van a tenerla.

Aprendí que la familia es el afecto verdadero que se genera con distintas personas a lo largo de la vida.. Un lazo de sangre en definitiva condiciona, pero no puede imponer.
El que tiene la dicha de tener una familia que hubiera elegido si no le hubiera tocado, bienaventurado.. y dichosos los que se permiten elegir hermanos, padres y amigos que  forman parte de sus vidas por decisión propia.

A mí que no me pongan el plato todos los domingos, yo avisaré cuando me sentaré a la mesa.

  • Arcanastu Blog directamente a tu e-mail

  • O suscríbete por otras vías:RSS

3 comentarios :

  1. Hay familiares que es mejor perderlos que encontrarlos... en todas las familias.

    ResponderEliminar
  2. Respecto a tu opinión en mi entrada, Yo no digo que no acepto a mi familia, los amo muchísimo, pero me gustaría que fueran un poco diferentes. Claro que así son únicos y no me arrepiento, porque de ser de otra manera todo sería diferente. No dije eso, sino lo que sentía en el momento. A mi no me molesta, y así como les veo defectos por ahí ellos me los ven a mí. Aunque me refiero a familiares más lejanos, siempre estamos unidos con los más cercanos y no hay dudas de eso, nos queremos mucho. Aunque también hay cosas que me gustaría cambiar, como los malhumores o cualidades pequeñitas pero que no de estar ahí no enseñarían nada. Bueno, supongo que a pesar de la gente que no se aguanta (y como dicen arriba, que siempre está) se puede ser feliz con los que uno ama, que suelen ser siempre los más cercanos, o lo es en mi caso.
    Besote.

    ResponderEliminar
  3. Claro que sí Camila!! Siempre se puede ser feliz y más aún rodeados de quienes amamos y nos aman. En casi todas las familias están esos "personajes" que complican un poco las cosas, pero no vale la pena detenerse en ellos y mejor disfrutar de lo bueno que es mucho más. Besos!

    ResponderEliminar

Tu opinión nos interesa, alimenta y enriquece a este blog. Permítenos conocer qué ideas te ha inspirado este artículo.
Puedes comentar como "Anónimo", pero si pones tu nombre será más fácil responderte y más amena la charla.

No borramos comentarios estén a favor o en contra de nuestra opinión, salvo que se trate de insultos o rebuznos anónimos.

Muchas gracias por visitar Arcanastu Blog.


Los Autores Somos


Button_F1

Entradas del Blog